Es hora, ley de fertilización asistida

Llegó Marzo y con él se reabrió el congreso, y entre el gran abanico de temas que se anunciaron a tratar, hay uno que está siendo socialmente esperado hace muchos años, el de la Fertilización Asistida.

Este problema con el que se encuentran miles de parejas en Argentina el año pasado casi logra la media sanción en la Cámara de Diputados. Sin embargo, no pudo concretarse durante esa última sesión ya que pasadas las 23 horas de esa maratónica labor, aún no se llegaba a un acuerdo especifico, por lo que los funcionarios votaron la Ley en general para que la misma se tratase en particular con el tiempo y la seriedad que ameritaba en 2012.

En su momento, el proyecto impulsado por la diputada Silvia Majdalani (PRO) recibió 150 votos a favor, 5 en contra y 4 abstenciones y pretendía que se mencione a la esterilidad e infertilidad como enfermedades. Por lo que, tanto el diagnostico como las técnicas de reproducción se incluyeran en el Programa Médico Obligatorio (PMO). Es decir, que el sistema de salud público, las obras sociales y las prepagas incorporen sus prestaciones la cobertura de las técnicas necesarias.

“Esto se trata de una problemática social, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre un 10 y un 15 por ciento de las parejas padecen de infertilidad al menos una vez, es decir que una de cada seis personas no pueden construir una familia”, remarcó la diputada.

Ahora, tres meses después del intento fallido por decretarla, vuelve a reanudarse el debate con el mismo proyecto. “¡Acabo de presentar el proyecto de #LeyFertilizacionAsistida, este año sale!”, publicó desde su cuenta de Twitter Majdalani.

La infertilidad no es una cuestión de género

Para la OMS la infertilidad se presenta cuando después de un año de mantener relaciones sexuales activas sin cuidarse, la mujer no ha logrado un embarazo. Afecta a una de cada cinco o seis parejas y atañe por igual al hombre y la mujer. Según las estadísticas, un 30% de las causas son masculinas, unos 30% femeninas y el 40% restante son mixtas. Es decir, que el hombre también se ve involucrado en más de dos tercios de los casos; por lo que se podría aclarar que no sólo no es una cuestión del género femenino, sino que es un problema de todos. No obstante, desde la mirada médica consideran que este tipo de inconvenientes se solucionan con tratamientos que van desde menor complejidad a una escala mayor y terminan por llegar con los resultados a buen puerto.

Desde los organismos de salud explican que la gente cree que la infertilidad es un tema “nuevo” ya que antes no se tenía tanto conocimiento de este tema a nivel público, a diferencia de actualidad que pudo difundirse y posicionarse en la sociedad.
“Las consultas por infertilidad se da en promedio entre mujeres de 30 a 45 años inclusive porque, en general, relegan su momento de maternidad porque tienen una vida distinta a lo que pasaba 20 o 30 años atrás. La mujer ahora tiene una independencia, sale a trabajar y decide formar su familia después de haber estudiado y crecido profesionalmente”, explicó el medico especialista en genética Jorge Dotto.

Dotto, quien comenzó una campaña a través de las redes sociales en Noviembre de 2010 con el fin de proclamar el proyecto de ley, considera que la resolución ya no puede esperar mucho más tiempo por dos razones: “hay un reloj biológico que corre todos los días, y porque se la necesita no sólo por la enfermedad, sino por un cuestión económica”

Actualmente, los intentos por tener un hijo a través de los tratamientos científicos son extremadamente costosos. Las parejas que se ven en la necesidad de practicarlos no sólo pasan por momentos de desosiego y dolor psíquica y emocionalmente sino también por un gran hueco financiero. Los mismos rondan entre los 5000 y los 20000 pesos.

Si bien la ley es aceptada desde la mayoría de lo sectores hay a quienes les incomoda. Las prepagas se encuentran en fuerte rechazo y esto se debe a que a partir de la sanción las empresas deberán incorporar los tratamientos de fertilización asistida en sus programas regulares anuales. “Esto encarecerá aún más la cuota de la medicina prepaga que ya está por las nubes”, declaró el director ejecutivo de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales de la Republica Argentina (CIMARA) y redobló la apuesta al referirse irónicamente al uso del pago mensual por los pacientes que no necesitan de tal tratamiento: “¿Mi madre tiene 86 años y va a tener que pagar la cuota por la fertilidad de los demás jóvenes?”.

La diputada Silvia Majdalani se refirió a las declaraciones de Díaz Mathé y manifestó: “es la excusa perfecta, si no quieren atender las enfermedades que se dediquen a otra cosa”, además mencionó que “los jóvenes también pagan por otras cosas que no utilizan de las prepagas”.

“El tipo de contestación es totalmente errónea. Lo mas importante que puede pasarle a una pareja es tener un hijo, si le parece que es tan importante el costo económico VS. darle la posibilidad a una persona para que tenga un hijo, me parece que equivocado”, expresó Dotto.

De sancionarse este año será un gran avance para la sociedad que realmente lo necesita, y un pasó más para equilibrar la balanza de los derechos de los ciudadanos de formar una familia como se la merecen. En principio, la ley se reglamentará para parejas heterosexuales pero no se descarta la posibilidad de regular varios puntos para permitir también a las mujeres lesbianas y mujeres solteras que no tienen problemas con la fertilidad, beneficiarse de igual modo que las parejas heterosexuales. “Todos tienen derecho a formar su familia, es lógico que se trate y creo que va encaminada hacia eso, pero primero hay que cubrir una demanda sobre una enfermedad que es la infertilidad, ese me parece que es el primer paso que hay que dar.”

Si bien aún no se sabe con exactitud en qué fecha comenzará a debatirse el tema en el recinto, hace mucho tiempo que las redes sociales forman parte de una gran movilización que permite, además de promover campañas, conocer historias de mujeres y hombres que conviven todos los días con este conflicto. “Es la primera vez que se hizo una campaña a nivel político y trascendió desde las redes sociales a los medios de comunicación tradicional. Es importante destacar la fuerza que tienen las redes sociales, y como la gente se involucra es un tema tan social y con una carga emocional muy grande que no tiene color político”, finalizó Jorge Dotto.

Al parecer, la Ley de Fertilización Asistida será un hecho este 2012. Miles de parejas podrán sentir la felicidad de la llegada de ese bebé que esperan hace más de 9 meses.

@NereaEsteche