20.03.2017 / Medios públicos PRO

Tras el papelón por "los 7 muertos" en el recital del Indio Solari, la agencia alemana DW disparó duro a Télam

La agencia de noticias alemana criticó fuerte a su par oficial de la Argentina por la "cifra de muertos que jamás se comprobó" publicada por el organismo bajo la órbita de Hernán Lombardi, que usó como fuente a Twitter y generó un "raid" de desinformación sobre lo ocurrido en Olavarría.



El pepelón internacional protagonizado por la agencia de noticias Télam después del recital del Indio Solari en Olavarría sigue escalando. Ahora, a 9 días de la presentación del exlíder de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en que fallecieron dos personas, la agencia alemana DW cargó con dureza contra su par argentina y la nota sobre "los 7 muertos", al asegurar que "tenía tal vez la mayor de las responsabilidades por ser una agencia oficial", pero que, por el contrario, terminó anunciando "en su sitio web una cifra de muertos que jamás se comprobó".

"Desde la DW, intentando ser prudentes, buscamos información en la agencia del Estado Argentino (Télam). Pero Télam, que tenía tal vez la mayor de las responsabilidades por ser una agencia oficial, anunció en su sitio web una cifra de muertos que jamás se comprobó", explicaron en un artículo del portal alemán.

En ese sentido, también repararon en las consecuencias en otros medios de la irresponsable publicación de la agencia dirigida por Rodolfo Pousá, Ricardo Carpena y Luis Sartori, que funciona bajo la órbita de Hernán Lombardi. "Y los demás medios se sumaron al raid", consideraron.

También criticaron las referencias a la "avalancha" y el "aplastamiento" que no fueron corroboradas hasta el momento. "Los días pasaron y se supo que efectivamente no hubo siete ni diez fallecidos. Las autopsias preliminares indicaron que una persona murió por trombosis cardiopulmonar y la otra por un paro cardiorespiratorio. Ninguno por ´aplastamiento´", afirmaron.



El SipreBA denunció la represión y ataques a la prensa

02/09/2017 - DESAPARICIÓN DE SANTIAGO MALDONADO

El SipreBA denunció la represión y ataques a la prensa