06.12.2017 / DDHH

La Corte Suprema ordenó la prisión domiciliaria de Milagro Sala

El máximo tribunal de justicia confirmó la detención preventiva de la líder Tupac Amaru, pero falló a favor de que se cumpla la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).


La Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) confirmó la prisión preventiva de Milagro Sala, perdo ordenó que el arresto sea domiciliario en cumplimiento del fallo emitido por la Corte Internacional de Derechos Humanos (CIDH)

 Los jueces Lorenzetti, Highton, Maqueda y Rosatti ordenaron que se cumpla con la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en cuanto a la prisión domiciliaria. El juez Rosenkrantz, por su parte, ordenó la remisión de los autos para que en primer lugar se pronuncien los tribunales de la causa respecto de lo ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

De este modo, la Corte Suprema concluyó que la prisión preventiva fue justificada por la máxima autoridad judicial local en la existencia de un entramado organizacional a disposición de la imputada, presuntamente utilizado para infundir temor por las consecuencias adversas de enfrentar sus intereses y, con base en constancias de la causa, se fundó suficientemente la sospecha razonable de que la acusada obstaculizará el proceso intimidando a los testigos o induciéndolos a falsear su declaración, a la luz de su capacidad para obrar en tal sentido.

Por otra parte, la Corte Suprema –en  los votos de los jueces Lorenzetti, Highton de Nolasco, Maqueda y Rosatti-  requirió a las autoridades judiciales a cuya disposición está detenida la recurrente para que, con urgencia, se cumpla con la decisión dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos el pasado 23 de noviembre que resolvió que debe sustituirse la prisión preventiva de la Sra. Sala por la medida alternativa de arresto domiciliario o por cualquier otra medida menos restrictiva.

Nueva embestida judicial contra Milagro Sala

04/01/2018 - 21 ALLANAMIENTOS SIMULTÁNEOS

Nueva embestida judicial contra Milagro Sala