09.09.2019 / GRAVE

Organismos de DDHH exigen que se investigue el caso de un joven que habría sido obligado a robar por la Policía

El muchacho denunció que fue secuestrado por efectivos de la policía provincial y forzado a robar, mediante amenazas de muerte. La APDH de Rosario y la Multisectorial contra la Violencia Institucional sostienen que estos delitos son comunes y exigen que el caso sea investigado en profundidad.




El movilero del canal Cadena 3 de Rosario fue sorprendido el viernes pasado por un joven de 26 años llamado José Luis Zarvansky quien en vivo comenzó a relatar como el día anterior había sido obligado por las fuerzas policiales a realizar un rally delictivo en comercios y restaurantes. 

El caso podría guardar relación con muchos oros en el que el accionar policial es sinónimo de violencia institucional y crimen de lesa humanidad donde los efectivos “seleccionan pibes” en situación de vulnerabilidad para ser manipulados en función de sus intereses y obligarlos a realizar delitos.

Como relata Anred Noticias“el caso paradigmático fue el asesinato y desaparición de Luciano Arruga, quien por negarse a delinquir para la comisaría 8ª de Lomas de Mirador fue ejecutado bajo la modalidad “que parezca un accidente” utilizando la estigmatización social hacia el joven, pobre, y con antecedentes”.

El caso de José Luis

Zarvansky contó que en la tarde del jueves fue secuestrado por la policía cuando se encontraba  circulando con su moto. El joven de 26 años no poseía la documentación del vehículo y por esta razón este fue llevado a un descampado por la policía santafecina. Según relató, los efectivos lo metieron en Ford Fiesta y en el vehículo fue amenazado por tres policías y obligado a robar en cada uno de los objetivos “marcados” por los efectivos.



Mientras relataba, José Luis mostró marcas en sus muñecas y en la pierda que habrían sido provocadas por la Policía. También denunció que le hicieron un “submarino seco”. “En el cuello me metieron una bolsa", manifestó Zarvansky.

De manera inmediata, fue reducido por efectivos y llevado en un móvil policial a la comisaría N°15 por orden del Fiscal de Fragancia, César Cabrera. En la comisaria, permaneció hasta que fue trasladado al hospital provincial de Rosario. Según los médicos forenses, tras ser detenido José Luis presentó más lesiones en su cuerpo que no fueron auto-infringidas.

En este marco, el integrante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Rosario Mario López explicó que tales testimonios “son comunes y tienen un carácter sistemático en la ciudad”. Por su parte, la Multisectorial contra la Violencia Institucional que interviene en el caso manifestó que si no había ningún delito constatado no se tendría que haber actuado con esa violencia en la detención. “Se debía tomar la denuncia de los hechos declarados por Zarvansky y darle protección”, recalcaron.

Abuelas de Plaza de Mayo anunció la restitución del Nieto 130

10/06/2019 - Memoria, Verdad y Justicia

Abuelas de Plaza de Mayo anunció la restitución del Nieto 130