10.01.2019 / Elecciones 2019

El Gobierno reparte entre Indra y SmartMatic el escrutinio y la trasmisión de resultados

La cuestionada empresa venezolana se quedará con la trasmisión de los datos desde los colegios hacia el centro de computos en el cambio impulsados los últimos días para "homogeneizar la carga y acelerar los tiempos". Por su parte, como lo hace desde la década del 90, la empresa española INDRA realizará el escrutinio definitivo.




Tras anunciar cambios en el sistema de recuento de votos, el Gobierno nacional ya le otorgó el desarrolle del software para la trasmisión de datos desde los colegios al centro de computos a la cuestionada empresa venezolana SmartMatc que ganó la licitación por un contrato de 1.200 millones de dólares. 

La firma venezolana cuenta con una denuncia pública por "manipulación" de los datos de participación en las elecciones para la Asamblea General Constituyente de Venezuela, donde se retiró en el año 2017 tras empezar a trabajar en 2004. A la Argentina llegó en 2017 cuando Mauricio Macri estaba en el poder y el Estado le adquirió un sistema de control biométrico de electores utilizado en varias provincias del norte.

También cuenta con escándalos internaciones en Estados Unidos y Uganda, Por ejemplo en Filipinas fueron acusados de "acceso ilegal e interferencias en los sistemas" con sospechas de haber realizado fraude electoral en las presidenciales del año 2016. En 2012 tuvo un lio importante en Bélgica cuando ofreció el sistema de voto electrónico en la región de Flandes por un contrato de 40 millones de euros pero terminó siendo multada por seis millones ya que el sistema presentaba "fallas técnicas".

Una tarea similar a la que hacen en Brasil es la que desarrollarán en Argentina, proveen equipamiento de comunicaciones para la trasmisión de resultados electorales.
En redes sociales el especialista en seguridad informática Javier Smaldone aseguró que "un Gobierno que contrata a SmartMatic para sus elecciones, es pura y exclusivamente porque quiere hacer fraude".

Por otro lado y como es costumbre desde la década del 90, el escrutinio definitivo quedará en manos de la empresa española INDRA. Este miércoles el Correo Argentino llamó a licitación para "la prestación de un servicio de recuento provisional de resultados para el proceso electoral nacional 2019". Incluye las PASO del 11 de agosto, las generales del 27 de octubre y "una eventual segunda vuelta presidencial".

Desde que Carlos Menem contrató el servicio en el 1997 todos los Gobiernos han continuado adjudicando el escrutinio a la firma española y esta vez no será la excepción pese a que el diario La Nación asegura que quienes se ocupan de la organización quieren "que haya más competencia".

Las exigencias impuestas es que sean empresas con experiencia en elecciones con más de 90.000 mesas y a su vez que que acrediten "una antigüedad no menor a diez años" y "experiencias exitosas de similar envergadura".

El robo de computadoras a Massa generó el deshielo en su relación con CFK

25/03/2019 - Grave hecho en la previa de campaña

El robo de computadoras a Massa generó el deshielo en su relación con CFK