12.09.2019 / Elecciones 2019

Esperando el milagro: la apuesta evangélica de Macri

El oficialismo busca con desesperación intentar dar vuelta el resultado de las PASO, a pesar de que pareciera que es irremontable. Para esto, el Presidente busca votos en sectores que considera que son más afines desde lo ideológico.




El 47 a 32 de las PASO a favor de Alberto Fernández y el Frente de Todos dejó a Mauricio Macri y Juntos por el Cambio en una situación de extrema debilidad. Por eso, de cara a las elecciones generales del 27 de octubre, el Presidente de la Nación busca un milagro y apuesta al voto evangélico para intentar dar vuelta un resultado que parece irremontable

Por segunda vez en apenas quince días, este jueves Macri recibió en Casa Rosada a los directivos de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de Argentina (ACIERA). El encuentro fue encabezado por el jefe de Estado y por el presidente de la organización, Rubén Proietti. 

Desde lo formal, desde ACIERA negaron ante el portal de El Cronista haber tratado temas electorales y sacaron un breve comunicado oficial. 

"Les pedimos a los candidatos que renuncien a las manifestaciones de violencia, egoísmo y soberbia. Que según sus ideales procuren el bien común y no el propio, que sean constructores de paz y justicia", redactaron en el escrito. 

Sin embargo, los vínculos entre las iglesias evangélicas y el macrismo se viene afianzando desde que el año pasado se debatió en el Congreso Nacional el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Si bien habilitó el debate, Macri se pronunció de forma contundente en contra de que el proyecto y avance y ACIERA  organizó las manifestaciones de los "pañuelos celestes". Esta coincidencia ideológica puso a las iglesias evangelistas y gran parte del oficialismo  en la misma sintonía y ahora el Presidente busca capitalizar el vínculo en forma de votos

  

Emergencia Alimentaria: el Senado aprobó la ley por unanimidad

18/09/2019 - Tras el fuerte reclamo multisectorial

Emergencia Alimentaria: el Senado aprobó la ley por unanimidad