20.09.2019 / ENTREVISTA PA

Entre la “sobreactuación de Vila” y “el abuso de poder de Macri y Aguad” ¿Qué dijo Martín Becerra sobre la polémica desatada por el dueño de América?

El doctor en Ciencias de la Información e investigador del Conicet mostró sus inquietudes sobre la denuncia de Daniel Vila. Si bien consideró que el hecho implicaría “un abuso de poder” por parte del Gobierno recalcó: “Resulta que después de tres años de apoyo al macrismo descubre que lo apretaron”. Mirá lo que dijo sobre los derechos del espectro y la política de medios del gobierno de Mauricio Macri.

por Walter Sosa



La entrevista que Daniel Vila le concedió a Alejandro Fantino derivó en un escándalo sin techo que guarda relación con los vínculos y negociados entre el Gobierno, los medios y la Justicia. El dueño del Grupo América sostuvo que el presidente Mauricio Macri lo habría extorsionado para que entregará al Estado el espectro radiofónico que ostentaba en pos de que el Presidente se lo concediera al Grupo Clarín. La réplica del oficialismo no tardó en llegar y hasta el ministro de Justicia, Germán Garavano, tildó de “contradictorias” las declaraciones del empresario mediático.

Desde el ámbito académico, tambien expresaron sus resqueremores. En este caso, los dardos fueron para los dos actores, tanto para Vila como para el Gobierno. En diálogo con Política Argentina, el especialista en Comunicación Martín Becerra consideró que la denuncia del empresario mendocino  “es una sobreactuación tardía y oportunista de Vila que está aprovechando la debilidad política del Gobierno”.



Los cruces por dicha frecuencia se originaron cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner emprendió la licitación de tales franjas del espectro radioeléctrico y Supercanal Arlink, del grupo que comandan Vila y el ex funcionario menemista José Luis Manzano, ganó el concurso. No obstante, para Becerra, “Él (por Vila) no tiene derechos sobre ese espectro”.

A la hora de fundamentar el porqué Vila no tiene la potestad para reclamar por dicho espectro, hizo referencia al momento de la licitación en la que su grupo Vila-Manzano se presentó “con condiciones que el mismo Vila sabía que no iba a cumplir”. Recordó además que “el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en su momento le quitó la adjudicación porque no cumplía con las condiciones de pliego”.

Esto nos lleva a las condiciones a las que fue convocada esa licitación. La misma quedó sin efecto porque Arlink nunca habría pagado los 506 millones de dólares que ofertó. Mediante una ley del Congreso se transfirió la frecuencia a la empresa estatal Arsat. “Vila y (José Luis) Manzano sabían que no podían cumplir con esas condiciones, podrían replicar que eran condiciones injustas y si bien pueden ser argumentos validos – Vila argumentó que el Banco Central no le había permitido ingresar los dólares que necesitaba para pagar el contrato - toda la razón la tendría Cristina Fernández para quitarle la adjudicación tras cartón del Congreso Nacional cuando se sanciona la Ley de Soberanía Satelital que le reserva la porción del espectro a la empresa estatal Arsat”, remarcó Becerra.

“Sin embargo, Vila y Manzano pusieron una cautelar que estaba vigente con, la solidaria para ellos, Justicia mendocina”, agregó.

Ya durante el gobierno de Macri, el presidente se encontraba frente a una ley (la de Soberanía Satelital) que dice que una porción del espectro tiene que ser prioritaria a Arsat “para superar la brecha de conectividad que es terrible en Argentina y tenía una cautelar sobre dicha situación que estaba beneficiando a Vila y Manzano”.

“Por lo tanto, lo que denuncia Vila es que para que se levante la cautelar, para que Macri tenga las manos libres de firmar un decreto como lo hizo en enero de 2019 para reasignar parte del espectro, en particular al Grupo Clarín, necesitaba que la cautelar no estuviera en pie. Para ello, Vila tenía que desistir de ellos y ahora lo que denuncia es que Macri y Aguad lo presionaron y él en consecuencia sobreactúa”, detalló Becerra.

Y agregó: “Ahora resulta que después de tres años de apoyo explicito del Grupo América y sus medios al macrismo descubre que lo apretaron hace tres años”. “Al mismo tiempo, es muy comprometedor para el gobierno que está saliendo, para el ministro Aguad y Macri porque si es así como se plantea en la denuncia abusaron de poder”, subrayó.

Es decir, si es cierto lo que dice Vila, Becerra remarcó la neceisdad de investigar el hecho en sede judicial porque compromete mucho tanto al presidente Mauricio Macri como a su actual ministro de Defensa, el entonces ministro de Telecomunicaciones, Oscar Aguad, ya que habrían utilizado resortes del Poder Ejecutivo para presionar a un empresario.

La política de Medios del macrismo

Ya en las postrimerías del mandato macrista, Becerra se refirió a la política de medios del Gobierno a la que tildó como “una política a espaldas de la Constitución porque todo ha sido por decreto”. A su entender, se trata de “una política anti-republicana que contrariamente es la retorica que el oficialismo profesa”. En temas de medios, en cuatro años “nada relativo al espíritu republicano ocurrió”.



En esta línea, estableció tres puntos básicos que caracterizaron a la política de medio del gobierno de Macri. “En primer lugar, la gubernamentalización. Se gubernamentalizó al Ente denominado Enacom que vino a reemplazar a ex Afsca y ex Aftic. Y dicha gubernamentalización extrema de la autoridad de aplicación de medios contraviene los estándares de libertad de expresión”, criticó.

Como segundo punto, Becerra cuestionó que se haya fomentado “la hiper-concentración del sector que es muy perjudicial para la ciudadanía porque dicho fenómeno, por ejemplo, en los mercados de TV por cable o telefonía móvil, tuvo el efecto de abuso de posición dominante poniendo precios, condiciones de servicios y abusos respecto de sus consumidores, clientes y usuarios”. Que alentó durante este ejercicio”. Recalcó que el mayor beneficiario fue el Grupo Clarín – con la fusión de Cablevisión y Telecom - aunque no fue el único.

“También ha sido un gobierno que se presentó asimismo como aliado del periodismo que en la visión estrechísima que tiene el oficialismo se reduce a dos o tres grupos empresariales e editoriales, una decena de columnistas y conductores oficialistas que son las estrellas del firmamento periodístico en Argentina pero que están muy lejos de los padecimientos de por lo menos 4 mil trabajadores de prensa que han perdido su empleo y por cientos de empresas  que han cerrado en estos años”, cuestionó. 

Uno podría decir, a los ojos de Becerra, “que no es solo culpa de Macri porque hay una crisis espeluznante en el sector de Medios pero si es su culpa que, a diferencia de gobiernos de otros países, no hicieron nada, no tuvieron ningún dispositivo de contención o de atenuante frente a la crisis económica”.

Becerra cuestionó que el gobierno haya dejado que se cierren medios locales, que se haya producido el vaciamiento de medios del Estado – “que en Argentina nunca fueron públicos” -, y “que hayan echado gente a mansalva en Télam aunque el Poder Judicial corrigió esa decisión”. “Por todo esto, i evaluación es muy mala sobre la política de medios de este gobierno”, expresó

A modo de conclusión, recalcó que “hay una uberización del periodismo y el Gobierno se mostró indolente sobre eso”. “Todos esos atributos meritocráticos que se puso el Gobierno para construir una identidad son además falsos, porque las personas que han conducido las políticas de medios en este Gobierno tienen cualquier cosa menos merito, es gente que no entiende sobre estos temas”, disparó.
 

El Gobierno sube la nafta y le pone más presión a la inflación

29/11/2019 - A 12 DÍAS DEL TRASPASO DE MANDO

El Gobierno sube la nafta y le pone más presión a la inflación