12.01.2017 / POR TERCERA VEZ EN DOS DÍAS

Más represión, balas de plomo y dos heridos graves en la comunidad mapuche de Chubut

La violencia volvió a desatarse sobre el pueblo de Cushamen. Gendarmería y Policía provincial irrumpieron en sus tierras, disputadas a Benetton. El tercer operativo terminó con dos heridos de bala, aún internados. Detenidos y justificación gubernamental.




Fue el tercer episodio de represión hacia la comunidad mapuche de Cushamen, en Chubut. Esta vez, con balas de plomo. Por orden de la Justicia provincial, la Infantería de la Policía local atacó a balazos a los miembros de Pu Lof, como llaman a los pobladores a su zona. El violento operativo dejó por lo menos dos heridos graves, uno de ellos con un balazo en el cuello que le rompió la mandíbula.

Uno de los heridos, Emilio Huala, fue operado y permanece internado en el hospital de El Bolsón. Deben colocarle una placa en la mandíbula y se evalúa su traslado a Bariloche. Fausto Jones Huala está más grave: ya fue llevado al Hospital de Bariloche durante la madrugada, con un traumatismo de cráneo y un fuerte sangrado de un oído. Tras el nuevo episodio represivo, convocan a movilizaciones en Rawson frente a la Casa de Gobierno, en Bariloche frente al Centro Cívico y en Mar del Plata frente a la Municipalidad, a partir de las 10.

“Patricia Bullrich, Mauricio Macri y Mario Das Neves son responsables de estos atropellos y tendrán que responder a los organismos internacionales y tendrán que ser juzgados por instigar el genocidio hacia el pueblo mapuche”, expresaron desde la comunidad, en reclamo tanto a la ministra de Seguridad como al Presidente y al Gobernador, y tras el repudio de Amnistía Internacional por los primeros hechos de represión.

 La nueva represión se produjo mientras parte de la comunidad y abogados de Derechos Humanos aguardaban en un juzgado de Esquel la liberación de los detenidos del día anterior, durante otra brutal represión también en Pu Lof.  La dirigente de Correpi María del Carmen Verdú denunció que los detenidos no fueron liberados, luego de que el juez federal Guido Otranto rechazara un pedido de habeas corpus.

La violencia se desató en los últimos días, pero el conflicto es de larga data. Primero Gendarmería y luego la policía de Chubut golpearon y detuvieron a diez miembros de la comunidad Cushamen, quienes resisten desde hace años los avances del empresario italiano Luciano Benetton sobre esas tierras.

El primer operativo se realizó con el argumento de librear las vías de La Trochita, el tren turístico que atraviesa el lugar. El lunes por la mañana, unos 200 gendarmes cortaron los accesos a la comunidad. “En ningún momento hubo una orden de allanamiento, entraron a liberar La Trochita pero rompieron la casa y los golpearon. El nivel de violencia fue tremendo y casi todos los detenidos tienen heridas. Estuvieron prácticamente secuestrados hasta la noche”, contó Diana Cifuentes, abogada de la Correpi en El Bolsón.

 Por su parte, el gobernador Das Neves justificó la represión y acusó a la comunidad mapuche de “violenta”. “El repudio de las acciones de estos grupos tiene que ser generalizado. En esto voy a ser duro, hasta llegar a las últimas consecuencias para que se cumpla con las leyes y la gente viva bien y tranquila. Espero que actué la Justicia”, dijo ante la prensa en Comodoro Rivadavia.

“Lo que me da vergüenza es que haya gente que apoye esto. En eso sí disiento con el Partido Justicialista (PJ), que hoy sacó un comunicado, con total y absoluta falta de conocimiento. Viajen, estén allá con la gente y vean lo que pasa”, criticó, ante la oleada de repudios que generó la violenta represión, con un operativo desmedido para una pequeña comunidad de familias.

Diferentes organismos viajaron a Washington por el hacinamiento en comisarías bonaerenses

08/12/2018 - COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

Diferentes organismos viajaron a Washington por el hacinamiento en comisarías bonaerenses