03.09.2020 / Frente de Todos

Jubilados ya no tendrán que dar la “fe de vida” presencial para cobrar y se transparentan los procesos electorales

El Gobierno firmó un convenio para poner en marcha la Plataforma federal del Certificado Digital de Hechos Vitales que permitirá, entre otros beneficios, que 7 millones de jubilados y pensionados no tengan que acreditar de forma presencial que están vivos para cobrar. La herramienta estará disponible en 90 días y también terminará con la posibilidad de hacer votar a personas fallecidas.



El Gobierno Nacional presentó hoy una medida que, aunque silenciosa, permitirá una importante mejora para la calidad de vida de los jubilados y pensionados del país y, además, producirá una importante mejora en los procesos de transparencia electoral.

Es que el Poder Ejecutivo firmó un convenio para poner en marcha la Plataforma federal del Certificado Digital de Hechos Vitales que permitirá, entre otros beneficios, que siete millones de jubilados no tengan que ir más en persona a entidades bancarias para obtener la "fe de vida", un trámite que debían hacer para cobrar. Además, también sirve para que los recién nacidos obtengan sus certificados de nacimiento de manera simplificada.

El lanzamiento, en la Casa de Gobierno, contó con la presencia del ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro; y el de Salud, Ginés González García; también la titular de Anses, Fernanda Raverta; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; además del secretario de Interior, José Lepere; la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcom, y el director del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), Santiago Rodríguez.

“Es ridículo que hoy, con las herramientas tecnológicas con las que contamos, nuestros jubilados y pensionados tengan que ir tres veces por año a dar su fe de vida para seguir cobrando sus haberes”, aseguró De Pedro a Infobae. Y añadió: “Hay que construir un Estado moderno que facilite el acceso a sus derechos de todos los argentinos y argentinas”.

Luego, en diálogo con A24, "Wado" consignó otro beneficio clave de la novedad: a partir de conseguir que la acreditación de la vida de los jubilados sea realizada por el Estado, de manera digital y más ágil, serán imposibles aquellas jugadas electorales -como se denunció en 2015 y 2017 por parte del entonces oficialismo en la Provincia de Buenos Aires- para "hacer votar a los muertos".

El desarrollo cuenta con un desarrollo 100% nacional y está a cargo del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), dependiente del Ministerio del Interior, en una iniciativa conjunta con el Ministerio de Salud y la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). También contará con una articulación federal con los registros civiles de las 24 jurisdicciones para la puesta en marcha de la plataforma, junto a los ministerios de Salud provinciales, PAMI, instituciones financieras y otros organismos públicos y privados. La nueva herramienta estará disponible en 90 días.

Mientras se trabaja en el nuevo sistema, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) sigue manteniendo suspendida la presentación de la fe de vida a septiembre y octubre.

Por otra parte, la resolución establece que los titulares residentes en el exterior pueden presentar, de forma excepcional, el certificado de supervivencia semestral ante el banco apoderado también hasta el 31 de octubre.

Hasta ahora, los jubilados y pensionados que tenían que hacer el trámite de fe de vida tenían varias opciones para informar la supervivencia y seguir cobrando en tiempo y forma. Para ello podían ir al banco donde cobraban la jubilación o pensión, que determinaba la frecuencia y la forma del trámite. Y, a partir de esto, tenían como opción de cobro por ventanilla del banco, lo que generó muchos inconvenientes en un contexto de pandemia. Otra opción era realizar una compra con la tarjeta de débito o de crédito que esté asociada a la cuenta bancaria, pero ahí el problema estaba en el poco uso de los plásticos.