08.08.2016 / Pobreza

Carr: “Del año pasado a éste, esta mesa de los viernes en Plaza de Mayo se duplicó”

En exclusiva con Política Argentina, el fundador de Red Solidaria explicó la iniciativa "Frío Cero". Se trata de encuentros nocturnos en plena Plaza de Mayo, focalizados en personas en situación de calle, pero también en satisfacer necesidades alimentarias. Destacó lo "fabuloso" del encuentro, pero lamentó que la mitad se acercan "porque la comida está cara y no la pueden comprar".



“Este es un encuentro fabuloso. No sabemos bien quién es quién, y eso logró la mesa, no tenemos la menor idea de quién es quién: a veces conmueve que alguien humilde me trae un plato de comida a mí porque cree que estoy en la mesa, o a veces alguien te trae una ropa", relató con emoción Juan Carr.

Rodeado de jóvenes, adultos y muchos abuelos, el impulsor más reconocido de la cultura solidaria en la Argentina camina sin parar ni cansarse sobre el extremo de la histórica Plaza de Mayo ubicado frente a la Catedral de Buenos Aires. Allí se emplaza un espacio cedido a Red Solidaria, con paredes con graffitis y ollas y cucharas colgando. 

Entre llamadas y corridas, se toma el tiempo de posar para los flashes. "¿Estoy bien así? Vos decime qué querés que haga. Yo lo hago", le indica desinhibido a la fotógrafa, mientras cuenta que "Frío Cero" es una "magia" que funciona como "una oficina paradójicamente en la calle que es la oficina que atiende de noche a partir de las 19" ya que "la gente que está en la calle necesita una oficina". Después apareció la mesa, en la que hay comida para todos de lunes a viernes, y también los sábados y domingos de menos de 6 o 7 grados, en un momento en que el alimento es más requerido que antes.

¿Por qué nació esta iniciativa llamada "Frío Cero"?

Hace unos 9 o 10 años hubo un invierno tremendo en que murieron 57 personas de frío en la calle, por hipotermia. Y por monóxido de carbono, el otro asesino del invierno por las estufas, murieron 73 personas. Decidimos generar en aquel invierno "Frío Cero" como propuesta, que no es una protesta, de prestarle atención al invierno como comunidad. Había sido un llamado de atención con el monóxido matando a la clase media y media alta por la calefacción, y el frío matando a los que estaban en la calle. Arrancó como hecho comunicacional, ese “no seas indiferente” y si ves a alguien que está en situación de calle llamá al 102, 103, 911, el teléfono de tu lugar, que la clave es que al momento de frío máximo.

¿Y cómo lo implementaron?

Lo que pasó después es que, como las oficinas funcionan de día, decidimos hacer una oficina paradójicamente en la calle que es la oficina que atiende de noche a partir de las 19, que justamente la gente que está en la calle necesita una oficina. Así fue tomando esta magia. Después apareció la mesa, que fue un descubrimiento.



Hay mucha gente, parece, esperando para comer.

Evidentemente acá estamos ante una mesa larga. La mesa de Plaza de Mayo del año pasado a éste se duplicó, y la mitad viene porque la comida está cara y no la pueden comprar. La foto de hace unos años es distinta de la de ahora.

¿Siempre funcionó así esta mesa?

Arrancamos con los Peters en los Gourmet, que hicieron una primera mesa. Hay mesa de lunes a viernes y los sábados y domingos de menos de 6 o 7 grados de temperatura. Y los viernes es la gran mesa, que a veces vienen chefs o gourmets, y otras nosotros hacemos la cacerola.

¿Posteriormente se sumaron otras actividades?

Sí, lo último que apareció fue la mesa como un lugar de encuentro, que funcionó. A veces le agregamos música: vinieron a cantar el Chaqueño Palavecino, Los Guayras, la francesita Zaz. A veces agregamos arte, viene un pintor y pinta con los chicos. Ahora vamos a inventar el Snapart (exagera la pronunciación en inglés), que es hacer una muestra que dure una hora y levantar, al estilo Snapchat. Apareció la heladera social, que la inventaron los tucumanos, que es una heladera que se deja acá cuando estamos nosotros, y la gente saca y pone viandas con toda libertad y que está en varios lugares del país. Después el perchero social, que ponemos una percha en cualquier parte de la Argentina y la gente saca y pone ropa.



El objetivo pensado en el inicio para "Frío Cero" era combatir las noches bajas temperaturas para ayudar a la gente en situación de calle. ¿Cómo está esa situación?

Estamos cruzando la tercera ola de frío. En la primera hubo 8 muertes de personas en situación de calle (dos en Mar del Plata, dos en Jujuy, una en Paraná, una en Zapala, una en Resistencia y una en San Luis), que nos agarró a todos inesperadamente hace unas 5 semanas. La segunda fue hace dos semanas y se llevó una vida de la Ciudad de Buenos Aires. Fue la noche más fría del año. En 2030 Buenos Aires podría tener 0 personas en la calle, y en 2040 las principales 10 ciudades de la Argentina podrían tener a nadie en la calle. Bajamos de 60 muertes a casi 10, pero es una batalla bestial, fabulosa. Al mismo tiempo que estamos acá hay 18 organizaciones que van recorriendo y van llegando. Acá están La JP La Cámpora, la Juventud Radical, Los Irrompibles, la Juventud Socialista, la juventud del PRO, los adventistas de ayuda urbana, los católicos, los judíos. La mesa inesperadamente generó un lugar como soñado, la Argentina soñada. Sin querer, pero funcionó


 



Juan Carr

Nació en Buenos Aires el 28 de noviembre de 1961. Se graduó de veterinario en la UBA. Allí conoció a María, su actual mujer. Antes, a ella le habían diagnosticado cáncer y pronosticado 3 meses de vida. Los superó y se casó con Juan. Les habían dicho que no podrían tener hijos. Tuvieron 5. En 1995, con 33 años, creó Red Solidaria con su mujer y 3 amigos. También llevó la red a varias ciudades del mundo; fundó el primer centro de lucha contra el hambre universitario; y generó Mundo Invisible, una agencia de comunicación que busca "inventar la prensa de los pobres" para "darle visibilidad a los invisibles". 

Ubicación




defensoria