06.04.2019 / Crisis sin fin

Peña reconoció que "el índice de inflación de marzo va a seguir alto"

El jefe de Gabinete señaló que el incremento de precios que no para de limar el poder adquisitivo continuará y, aún así, ratificó sin inmutarse el rumbo económico elegido por la Casa Rosada, al tiempo que le restó importancia a la suba sostenida del dólar, al afirmar que "no es para alarmarse".



El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se anticipó hoy a las malas noticias que continuarán llegando próximamente para el bolsillo. El hombre de máxima confianza del presidente Mauricio Macri reconoció que "el índice de inflación de marzo va a seguir alto" y al mismo tiempo, sin alterarse, defendió la política económica del Gobierno con una frase repetida: "Queremos ordenar las cuentas".

De esta manera, Peña confirmó (sin dar números concretos) los pronósticos que ya comienzan a dar algunas consultoras privadas, que hablan de una inflación del 3,7% para marzo, que significaría un alza de precios del 10,2% sólo en el primer trimestre del año. 

A pesar de que dentro de la alianza Cambiemos varios dirigentes reclaman medidas para controlar la suba de precios en la canasta básica de alimentos y que hasta el FMI advirtió que "han decepcionado" las medidas contra la inflación, Peña confió en que los números de la economía se acomodarán.

En este contexto, el jefe de Gabinete exhibió una nueva contradicción dentro de la alianza oficialista al expresar que "el control de precios es una herramienta fracasada". El ministro coordinador se expresó de esta manera luego de que la diputada Elisa Carrió presentara un proyecto llamado "Ley Góndola" que busca, según dijo, evitar abusos en los supermercados.

Por si el oscuro pronóstico inflacionario fuera poco, el jefe de Gabinete también le restó importancia al aumento del dólar, que cerró a $44,96, rompiendo un nuevo récord. Si bien es conocido que el aumento de la divisa extranjera suma presión sobre la inflación, Peña dijo en declaraciones a radio Mitre que "los movimientos del dólar no implican un motivo para alarmarse".

"Si uno mira el dólar en los últimos seis meses, con sus movimientos para arriba o para abajo, está por debajo de lo que subió la inflación", agregó el funcionario nacional.